Logo del centre d'educació infantil Un Món Màgic
Menú

La "escoleta" de Un món màgic

En Un món màgic tenemos como ideal: "Otra educación es posible". Y por eso tenemos dos funciones claramente diferenciadas: por un lado, un espacio (escoleta) para niños hasta los 3 años; por el otro, un espacio en el que las familias puedan adquirir conocimientos y compartir experiencias relacionadas con la maternidad y compartir momentos únicos y especiales con sus hijos.

Escoleta:

La etapa infantil es la base para el desarrollo de los niños. Por este motivo en Un món màgic tenemos una prioridad: pocos niños por educadora, hasta el punto de llegar a tener hasta un 35% menos de niños por educadora que en las tradicionales escuelas infantiles. De este modo conseguimos no sólo tener un trato personalizado con los niños, sino también con las familias. ¿Te imaginas que una educadora tuviera que estar con 20 niños en una misma clase (ese número tan alto es la ratio para grupos de dos a tres años en "escoles bressol" o "llar d'infants" según el articulo 12 del decreto 282/2006, del 4 de julio)? ¿Y que además tuviera que dedicar el tiempo necesario y adecuado a las familias? Desde nuestro punto de vista es imposible.

Disminuyendo el número de alumnos por educadora conseguimos cubrir de forma excepcional sus necesidades físicas, afectivas, intelectuales y sociales, utilizando para ello una pedagogía alternativa basada en el respeto mútuo, educación en valores y un proyecto basado en el juego. ¿Por qué tener a un niño sentado en una silla durante horas cuándo su necesidad es moverse, explorar y relacionarse con sus compañeros? De este modo conseguimos que los niños estén felices, estado en el que se consigue un nivel de aprendizaje óptimo.

La función de las educadoras consiste en motivar a los niños y permitirles satisfacer su cursiosidad y experimentar el placer de descubrir. Además es importante destacar que cada niño marcará su propio paso de aprendizaje. Todos los niños son diferentes, así que no se puede esperar que todos hagan lo mismo. En este tipo de educación libre es extremadamente importante una amplia experiencia educativa.

Las actividades que se realizan son muy variadas: cuentos, juego simbólico, juego heurístico, psicomotricidad, expresión plástica y, una de las más difíciles pero más gratificantes, actividades sensoriales y de experimentación.

Para nosotros es muy importante que tanto vuestros hijos como vosotros mismos os involucreis junto con nosotros para que todos podamos hacer que aprendan muchas cosas y, en especial, que se sientan queridos y sean felices. Sin la colaboración de todos no lo podremos conseguir. Por eso queremos que propongáis ideas, para que las podamos hacer realidad junto con vosotros.

Para poder alcanzar todas estas metas, las instalaciones de Un món màgic han sido especialmente diseñadas y construidas para ello. Se trata de 360m2 en una única planta en el que existen muchos espacios diferentes y en el que el dinamismo a lo largo de cada día juega un papel muy importante. Cada espacio es un mundo y los niños pueden cambiar de mundo con tan solo dar unos cuantos pasos. Este proceso es diario, ya que cambiamos de mundo en función de las actividades que se realizan ese día.

Además, tenemos el orgullo de decir que en 2015, año del nacimiento de Un món màgic, creamos la primera aula sensorial de Cerdanyola después de la triste desaparición de "l'escola bressol La Gespa", situada en la Universidad Autónoma. Nuestro recuerdo a su fantástico "Laboratorio de Hipatia", cuna de lo que hoy es nuestra aula sensorial.

Se aprende lo que son 100 metros jugando, corriendo y sintiendo lo que cansan.